Logo BCC 2

El BCRA sube la tasa del plazo fijo al 81%: ¿alcanza para frenar el salto del dólar blue?

En un escenario económico y político como el actual el margen de acción para cambiar el rumbo de los acontecimientos es por demás limitado. En tal sentido, el Banco Central y el Ministerio de Economía enfrentan un cuadro de situación extremadamente complicado, por lo que suponer que con una  suba de la tasa de interés de referencia se pueden poner paños frios a la situación parece estar alejado de toda lógica.

En concreto, el BCRA dispuso este jueves una nueva suba de tasas de política monetaria de 300 puntos básicos. La decisión la tomó el directorio de la entidad en medio de los encuentros entre el presidente y los principales referentes del equipo económico, incluido Miguel Pesce.  Así, la nueva tasa nominal anual (TNA) del plazo fijo tradicional y de las LELIQs quedó  fijada en el 81%, con una efectiva anual (TEA) del 118%, lo que equivale a una tasa efectiva mensual de 6,75%.

¿De que puede servir elevar la tasa de interés del 78% al 81% para los plazos fijos (de hasta 10 millones de pesos), con una inflación que en marzo fue del 7,7% y que para abril tendría un piso del 7 por ciento?

Sobre este punto y según consigna Bloombeg, «las herramientas parecen haberse agotado y no es sólo una sensación del mercado, ya que también una parte del Directorio del Banco Central cree que un movimiento de tasas ya no alcanza y se volvería completamente inútil en este contexto, según dos personas con conocimiento directo».

«El alza de tasas sólo serviría si estuviera acompañada por otras medidas para cambiar las expectativas», dijo Pablo Waldman, estratega senior en Inviu.

 

¿Cuánto espera el mercado que valga el dólar blue?

¿De que puede servir si en cuestión de cinco días hábiles el dólar blue trepó desde los $395 a su precio actual, que está en torno de los $433, por lo que su avance equivale a lo que puede rendir un plazo fijo colocado a 30 días? Es más, bien es sabido que cuando el blue pega algún salto como el actual, ello impulsa a la demanda, frente a una oferta cada vez más acotada. A ellos se suma el hecho de que según las estimaciones de diversas consultoras y economistas privados hoy el precio del blue y los dólares financieros debería rondar los 460 pesos, lo cual implicaría una suba adicional del orden del 7 por ciento. 

¿De qué puede servir si en el mercado es moneda corriente hablar de devaluación del tipo de cambio oficial y hasta hace cuestión de horas sobre la posibilidad de un desdoblamiento del mercado cambiario?

Esta percepción también se refleja en la práctica, pues las tasas implícitas del dólar futuro se dispararon y reflejaron que los inversores ven ahora más probable una devaluación antes de las elecciones. Y ya en el mercado de contado, los exportadores de soja redujeron abruptamente las ventas, tocando el martes el monto más bajo desde que se anunció un plan oficial para incentivarlos a liquidar.

Incertidumbre en el mercado

Para tener una idea del grado de incertidumbre que existe en la actualidad, éste se refleja en el último relevamiento que realizó FocusEconomics, con el aporte de consultoras económicas y bancos tanto del país como del exterior, en lo que hace a que cotización se espera para el dólar oficial para fin de año.

El promedio de la muestra es de $363 por dólar, lo cual implicaría una devaluación del orden del 6,6% mensual. Es interesante apuntar que el 40% de los encuestados ubicó el precio por debajo de los $350, un porcentaje similar entre los $350 y los $400, y el 20% restante por encima de ese valor.

Pero lo más preocupante para quienes operan en las mesas de dinero es que saben que, a estas alturas, el salto abrupto de las cotizaciones se explica perfectamente por la nominalidad. Es sobre este punto donde aparece, entonces, la preocupación más importante, ya que hay traders que se preguntan si acostumbrarse a estos movimientos nominales no es ya una señal de que el país se encuentra en la antesala de una inflación que podría desbocarse.

Finalmente, ¿de qué puede servir si la emisión monetaria sigue creciendo a ritmo vertiginoso para tratar de cumplir con los compromisos tanto del mismo Banco Central como del Tesoro? Sin dudas que todas estas respuestas tendrán su respuesta en el corto plazo. Habrá que esperar.

 

Fuente: iprofesional.com

Read Previous

Turbulencias en el Merval

Read Next

Trade electoral: en qué invierten los que esperan ganar con las elecciones de este año