Logo BCC 2

Entre la extrema volatilidad, los bonos se disparan

Mercado internacional
Wall Street inició la rueda con el temprano discurso de Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, que indicó que por el momento hay espacio para una política monetaria contractiva que tenga como principal objetivo a la inflación, pero que aún así ofrezca espacio para que la economía no entre en recesión, es decir, con un “aterrizaje suave”. De esta forma, las cotizaciones de todo Wall Street no entrarían en un período adverso y de deterioro, uno de los principales temores actuales.

Si bien los principales índices no sufrieron bajas significativas, y hasta el Dow Jones y Nasdaq terminaron apenas a favor, de forma generalizada no hubo demasiados instrumentos de riesgo que hayan devuelto retornos positivos. Las bajas se distribuyeron a lo largo de todos los principales sectores y ni el energético (con caídas del crudo WTI y Brent) se exceptuaron. Por otro lado, en medio de posibles rebalanceos de cartera de fin de mes y semestre, la posible aversión al riesgo puede haber empujado a los bonos a descomprimir tasa con fuertes bajas a lo largo de toda la curva.

Por otra parte, mañana se publicarán los datos del índice de precios del gasto en consumo personal (PCE en su denominación en inglés) y que es una de las medidas inflacionarias favoritas y analizadas por la Reserva Federal de Estados Unidos. Por lo tanto, para el mercado serán de suma importancia los datos que arrojen para conocer su evolución y renovar las expectativas inflacionarias. Asimismo, en esta línea, se aguardan para dentro de los primeros días de julio el índice de precios al consumidor, uno de los datos más esperados todos los meses debido a que la dinámica inflacionaria se encuentra entre los principales factores que moviliza la política monetaria de la FED y una eventual recesión en consecuencia.

Mercado local
El rotundo giro al alza que se vieron en las cotizaciones pasado el mediodía de ayer, acompañado de un dólar que también cedía de las subas de primera hora produjeron un alivio temporal. Además, estos ascensos fueron convalidados por el Ministro de Economía al lograr refinanciar los $250.000 millones de la deuda en pesos en una licitación con gran estrés para el mercado y de mucho privado entre los participantes.

En este contexto, la dinámica se repitió con mayor intensidad en los bonos en dólares. Las fuertes bajas se pronunciaban desde el primer minuto y no parecían encaminarse hacia un buen final. Sin embargo, al igual que ayer, aparecieron fuertes montos de compras que llevaron a disolver los números rojos y posicionar a los bonos referentes, AL30 y GD30, en variaciones positivas que superaron el 4% en dólares. Con una volatilidad extrema, las cotizaciones de toda la curva en ambas legislaciones se despegaron de los mínimos y ofrecieron un nuevo día de alivio ante tanta tensión cambiaria y desconfianza de la renta fija en pesos, además de las vistas paridades con extremas bajas y un mercado que ya especulaba con el valor de recuperación de los bonos ante un evento de impago en 2024. Entre las cifras, los importantes ascensos de hoy de los bonos referentes se llevaron un alza de 4,45% en el AL30 y 3,92% en el GD30 en su plaza dólar local.

Por otro lado, las acciones argentinas y ADR cotizantes en la plaza de EE. UU. se perfilaron con cifras rojas desde el inicio hasta afirmarse con bajas en casi toda la lista, a excepción de Galicia (GGAL) que logró remontar. En esta línea, el mercado abre las posibilidades a que los actuales precios podrían ser un punto de entrada al testear soportes cercanos a mínimos y precios relativos muy bajos; no obstante, la inestabilidad local habilita un riesgo a considerar para todo inversor. Entre los descensos de hoy, YPF, Transportadora Gas del Sur (TGS), Loma Negra (LOMA), Edenor (EDN), MercadoLibre (MELI) o Globant (GLOB), son algunas de las tantas acciones que peores desempeños tuvieron en dólares.

En pesos, entre todas las bajas que expuso el panel principal, tan solo muy pocas lograron sostenerse en rangos positivos, como lo fue Transportadora de Gas del Norte (TGNO4) o Ternium Argentina (TXAR) con su excelente ascenso del 5,51%, a la par del aumento visto en Aluar en la rueda de ayer. En este marco, el índice Merval medido en pesos apenas se posicionó negativo.

Para finalizar, la tensión no se descarta del tipo de cambio por mercado. Si bien hoy experimentaron movimientos relativamente más suaves, las alzas en el dólar MEP fueron de alrededor del 1% en $247 pesos, mientras el CCL lo hizo con el 0,5% en $251 por unidad estadounidense. Por otro lado, las expectativas de devaluación del dólar mayorista (A3500) sigue elevándose, con tasas implícitas en los futuros de dólar en torno a una media del 75% TNA.

Fuente: Rava

Read Previous

Martín Guzmán se reunió con el Banco Mundial y amplió créditos para proyectos

Read Next

Bonos, dólar, inflación y metas fiscales en la mira para el próximo mes