Logo BCC 2

Mejor inversión que el dólar: cuáles son las acciones argentinas que le ganan a la moneda estadounidense

Las acciones argentinas están actuando como un refugio de valor e, incluso, la suba del Merval le ganó al dólar.

«El Merval tiene 57% de suba en el año; le ha ganado al dólar y lo que hemos visto a través del volumen de negocios es que hubo un poco más de interés. Aunque es un mercado claramente desinvertido. Las acciones defienden el dinero porque de alguna manera las empresas tienen activos que se van valorizando también con la inflación; de hecho ahora las empresas presentan los balances ajustados por inflación y una empresa exportadora, si se devalúa el dólar oficial mejora sus precios de venta. Ahí existe un principio por dónde mirar», resaltó el analista de mercados Rubén Pasquali en el programa ¿Qué hacemos con los pesos? (A24).

«Comprar CEDEAR no es comprar dólares sino capitalizar lo que pasa con la bolsa americana más el dólar; la realidad es que te vas al CCL. Si en algún momento la brecha se achica -algo que pasó en enero de este año- los CEDEAR bajaban porque estaba bajando el dólar financiero. De todas maneras, creo que el segundo semestre para la bolsa americana va a ser mejor que el primero con lo cual ahí miraría mucho qué CEDEAR comprar», agregó el especialista.

Energía y construcción, dos sectores donde invertir

En el plano local, Pasquali se inclina por los sectores energía y construcción. «Los dos tienen que ver con las expectativas y con las medidas que debería de anunciar el Ministro de Economía. El sector energético claramente tiene que ser desarrollado. Con respecto a la construcción, se está empezando a hablar mucho del blanqueo que la AFIP está tratando de reglamentar; creo que allí se pueden mover algo las empresas relacionadas con el sector en el corto plazo, mientras dure este veranito», enfatiza

Y agrega: «Aunque este Gobierno no es pro mercado y los bancos siempre han sido más castigados, cuando se produce un canje exitoso de los bonos hay que prestar atención.  Si las cosas se logran normalizar, los bancos tienen un retraso muy significativo. La suba de tasas de interés y el pago de LELIQS los puede beneficiar. Ahí prestaría atención, pero incluso dentro de los bancos también hay que ser selectivo. Esta semana vino el balance del Banco Supervielle otra vez con pérdidas y hay otros que tienen que llegar; eso también es para mirarlo.»

¿Qué pasará con el dólar?

Después de la caída que acompañó la llegada de Sergio Massa al Ministerio de Economía, el tipo de cambio volvió a acelerarse. Para los especialistas consultados, en Qué Hacemos con los Pesos las razones son multicausales.

«¿Cuánto de ese dólar viene originado por incertidumbre, por falta de un plan?» se pregunta José Dapena, economista de UCEMA.

«Cuando se ven las series históricas y en situaciones un poco más normales el tipo de cambio debería estar entre $160 y $180. Ese sería un tipo de cambio de referencia no de equilibrio; el de equilibrio el de hoy, que es un tipo de cambio que es consistente con un Riesgo País de 2.400.  Entonces, lo que hay entre los $180 y los $300 es incertidumbre; en la medida que no tengas catalizadores de incertidumbre, no hay forma de saber qué es lo que puede llegar a pasar con el tipo de cambio.»

Por su parte,  Pasquali insiste en que la incertidumbre está ligada a la falta de un plan. «Todavía no lo conocemos y, aunque el veranito no terminó, el mercado empieza a ponerse nervioso. La bolsa tuvo una muy buena semana en pesos y dólares. Los bonos tocaron un techo y retrocedieron un poco, pero también hay que mirar el contexto internacional y lo que está pasando con el tema de FED y la suba de las tasas. Los bonos llegaron a cotizar debajo de u$s17 y hoy están a u$s21. Estamos a mitad de camino esperando anuncios, pero se están agotando los tiempos», concluye.

 

Fuente: iprofesional.com

Read Previous

Antes del viaje de Massa a EEUU, una misión técnica previa llegará a Washington para iniciar las negociaciones

Read Next

Deuda en pesos: Massa superó test pero enfrenta un horizonte desafiante, ¿puede haber otro episodio de estrés?